Hikikomori. 引き篭り

2007/08/13

Como ya dije el otro día, me estaba bajando un documental llamado Hikikomori, Jóvenes invisibles. Ahora mismo lo estoy viendo, y la verdad, aunque es algo antiguo (aproximadamente del 98, aunque no estoy seguro ya que salen videojuegos no tan antiguos o.0), es interesante. No recuerdo muy bien si es el que yo vi o no, pero bueno, sirve ^_^ (EDITO: Si que lo es porque me acuerdo de las clases intensivas)

En el documental se nos muestra una serie de casos de varias familias japonesas en donde viven hikikomoris:

Primer caso:

El chico se hizo hikky por acoso psicológico en el colegio. Por lo visto le mandaban cartas con el nombre de otra persona y en la clase se reían de él. Se ve una foto del chico y aunque está gordito, se le veía feliz. Bueno en Japón no hay muchos gordos que digamos (más bien esqueléticos) y hay mucho bullying en los institutos.

El chaval en cuestión llevaba dos años y medio sin salir en a habitación. Los padres le construyeron una segunda cocina para que viviese. Se pasa todo el día jugando a videojuegos y por lo visto, se lava y se corta el pelo cada 6 meses…

Como no sale, pues no tira la basura fuera, y además, no deja que la madre tire las cosas que él ha tocado, así que, aunque no se ve la habitación en si, se ve basura saliendo de ella, y la madre dice, que cuando habla con él desde la puerta (para preguntarle sobre comida), ni siquiera lo ve por las montañas de basur. (Figuraos 2 años y medio de basura en vuestro cuarto…

Segundo caso:

El chico llevaba cuatro años sin hablar con sus padres, pero solo dos años sin salir de su habitación.

En este caso, un ex-hikky, asistente social que presta ayuda y da consejos a padres en este caso, va a hablar con el chico, aunque deciden que es demasiado pronto para ello…

La madre, que ni siquiera quiere salir en el video, cuenta que esta situación incluso dio lugar a la separación de la familia.

No saben nada del chico, ni como come ni nada. Sólo saben que está vivo porque a veces oyen crujir las tablas del suelo del piso de arriba.

Tercer caso:

Akira. Un año encerrado. 19 años. Se recluyó después de suspender los exámenes en el colegio (supongo que los de acceso a la universidad…)

En este caso Yotsuo, el orientador sube a hablar con el chico, y para ello le trae un regalito… la camiseta de Ronaldo.

Yotsuo dice que en su caso estaba muy nervioso por la actitud tan competitiva del país y, aunque no quería volverse Hikikomori, acabó siendo uno, ya que no se sentía cómodo en ningún otro lado que no fuese su habitación.

Cuarto caso:

La casa parece una familia normal, con la excepción de que hay un chaval encerrado en su habitación desde hace dos años xD.

En este caso, los padres cometieron algunos errores cuando el chaval era más joven, como obligarlo a ir a una escuela intensiva para que estuviese mejor preparado para sus exámenes. A pesar de que los padres querían ayudar a su hijo y creían que hacían lo correcto, lo estaban presionando demasiado.

Al padre se lo ve bastante afectado cuando habla de su hijo, porque no quiere hablar con su padre, y de hecho lleva dos años sin hacerlo…

Para variar un poco, esta vez la familia accede a que el grupo de reporteros intenten hablar con el hijo, e incluso el chaval habla con ellos y se ve su habitación. Se ve que este no es un caso tan radical como los anteriores, pero vamos, el chaval lo único que hace durante todo el día es: escuchar música, leer manga, jugar a la PS2… (compra los juegos por internet)

Pero para este chaval, es su salida a la vida, se siente cómodo estando en su cuarto.

Por lo visto, en Japón la gente, incluidos los chavales, solo estudian, trabajan y se estresan (algo que todos sabemos, pero no hasta que punto :P. Por este motivo, la gente cuando tiene hijos, vuelcan todos sus sueños e ilusiones sobre sus hijos. Esto unido al stress ya comentado, hace que el chaval explote y se vuelva un hikikomori en algunos casos.

La mayoría de los hikkys son varones y además, primogénitos.

Por si fuera poco, también existen las clases intensivas. Es tan divertido como campamentos escolares de, por ejemplo 3 días encerrados en un colegio sin salir. Comen, estudian y duermen, nada más.

Después de estudiar 13 horas, a las 10, tocan los exámenes. Si apruebas te puedes ir a dormir, si no, tienes que estar repitiendo el examen hasta que apruebes, después de estudiar más tiempo. Algunos se quedan hasta la una de la noche, para después levantarse de nuevo a las 6 y media para repetir el proceso. Como si esto no fuese lo suficientemente jodido, los reporteros están ahí para dar por culo xD

 

Allí en Japón, si algún chaval deja de ir a la escuela o se hace hikikomori, nadie se mete por medio, ni tribunales ni colegio ni nada, ya que se considera un problema familiar.

El autor que utilizó por primera vez la palabra hikikomori, recomienda apoyarlo, no presionarlo ni echarle la culpa de nada, en vez de entrar a la fuerza. Sin embargo, un psicólogo de una universidad estadounidense que hace un estudio allí, piensa lo contrario (como se haría aquí en España, collejazo y listo xD).

Por lo visto, la excusa que ponen los japos, es que pensaban que era una situación temporal. Pensaban que se le pasaría, pero claro, pasan los días, meses…

En casi todos los casos, las familias lo mantienenen secreto, llegando al punto que no quieren que los vecinos vean ni si quiera a las camaras entrando en su casa, porque pensarían que pasa algo extraño. También se les pide a los extranjeros que aparquen en calles distintas para que no se les relacione.

Lo curioso es que, en el Japón antiguo, el retiro voluntario a la soledad durante un tiempo, era muy valorado. Los samurais hacían esto para no mostrarse imperfectos en la sociedad.

Quizás el caso de los hikkys sea el mismo, ya que se sienten presionados, ven que no concuerdan en la sociedad japonesa y se retiran a su habitación.