10 de Agosto: Tôkyô Tower, palacio imperial y Asakusa

2007/08/12

Nuestra primera mañana en Japón empezaba temprano. Madrugón y desayuno Japonés en los bajos del hotel. Podíamos elegir bastantes cosas, eso sí, japonesas… arroz blanco, tortilla japonesa (como la francesa pero dulce), huevos, te… aunque también había cositas para los occidentales: tostadas, mantequilla, mermelada, pan…

Yo cometí la novatada de coger un huevo… crudo! Pensaba que estaba cocido y tal, pero iba a ser que no… ^^’

Tôkyô Tower
Bueno, pues al terminar estaban esperándonos nuestros dos autobuses para llevar al grupo a su primera visita turística… la torre de Tôkyô.

Al llegar, (que por cierto, al bajarnos del autobús pude ver a otro conductor leyendo manga mientras esperaba), vimos la pedazo de torre que teníamos delante nuestra.

From Tôkyô Tower
Como datos significativos, es 13 metros más alta que la torre Eiffel gracias a la antena (con un total de 333 metros), fue completada en el año 1958 y, sirve principalmente para emitir radio y televisión, con 24 ondas (14 analógicas y 10 digitales).

En el interior habían dos observatorios a distinta altura (y si quieres subir al segundo tienes que pagar un extra). Había que hacer incluso cola para subir por el ascensor. Eso sí, como siempre todo muy organizadito, propio de los japoneses 🙂

Las vistas eran increibles. Se podía ver toda la ciudad desde ahí arriba (aunque Tôkyô siempre está lleno de niebla y se ve todo gris).

Palacio imperial
Estatua junto al palacio imperial

Después de ver la famosa Torre de Tôkyô , fuimos a ver los jardines del palacio imperial. Vamos, los alrededores porque no podíamos entrar xDD. Aún así es un lugar precioso que merece la pena visitar. Es un gigantesco parque donde la gente va a hacer deporte (correr, bici), hacer picnics… que colinda con la muralla del palacio imperial. El palacio está rodeado por un foso, y su entrada está custodiada por un kôban (交番 – puesto de policía) donde nos hicimos fotos con el policía, ya que como todo el mundo sabe (y si no, ahora sí), a los japoneses les encantan los españoles (se agradece no ser americano por ejemplo xD).

Tokyo Tower consolator

Al terminar nos dirigimos hacia Asakusa, donde se encuentra el mercado y el templo de Sensoji. Lo recorrimos todo muy rápido, ya que realmente teníamos reservado sitio para comer en un sitio de tempura (てんぷら), así que vimos a Megumi-san toda agobiada ella diciéndonos que fuésemos corriendo para comer y después veríamos el templo y el mercado.

Yo para entonces ya estaba, desde la visita a la Torre de Tôkyô, junto a Raziel y Chaino, quienes muchos conocereis por sus videos de nuestro viaje ^_^ (quién sabe si yo lograré editar mis videos? Al menos he empezado a intentarlo) e íbamos… a nuestro ritmo. Grabando y haciendo fotos de todo, y por ello llegamos ¿casi? los últimos al restaurante.

En el restaurante de tempura, quien lo iba a decir, acabe comiendo tenpura de pescado (cosa que no me hace del todo gracia), y sopa de miso (la cual no estaba muy mala), y probando el tofú (とうふ). Con esto último me llevé una gran desilusión después de esperar que estuviese bueno al ver repartirlo a Takumi T_T…

Al terminar de comer, teníamos tiempo libre hasta mmm las 5 creo, para darnos una vuelta antes de volver al hotel, así que aprovechamos por fin para ver el mercado de Asakusa.

Lo primero que hicimos yendo hacia allá, fue meternos en una tienda de 100 yens. Yo aproveché para comprar pilas para mi cámara de fotos y unos bollitos de chocolate llamado An-Pan, y además pudimos comprobar que habían caramelos hasta de Hard-Gay, los cuales Tere compró y que por cierto, estaban un poco ácidos al principio o.0

Asakusa gate

Es una calle larga donde hay decenas de puestos a ambos lados, y en cierto punto incluso puedes meterte por otras calles donde hay más puestos. Creo que la tienda que más me llamó la atención fue la de カタナヤ, una tienda de katanas y demás armas de artes marciales, donde en ese día no compre nada, pero si que volví al final de mi viaje para llevarme unas cuantas cositas… como bokkens y shurikens ^_^. Aún así también había otras tiendas interesantes, sobre todo una de galletitas que olía de muerte 😀

Asakusa Market

Al inicio de esa calle larga llegas al templo de Asakusa, donde te encuentras con una gran puerta, custodiada por dos demonios guardianes llamados fujin y raijin (si, como los de Gantz por ejemplo xD).

En el templo hay como una plaza, donde se encuentra una especie de “pozo” que echa humo. Se dice que si te echas el humo en aquella parte del cuerpo donde te duela, se te cura.

Es curioso porque, aquí en España, cuando alguien por la calle le tiene que preguntar a otra persona siempre me preguntan a mi, como si tuviese un cartel de información en la frente… Bueno pues allí en Japón, pasó lo mismo. Otra gaijin, me preguntó algo que no recuerdo ahora mismo, pero el hecho es que me preguntó xD.

Asakusa Budda

Otra cosa que hicimos allí, muy típica en los templos es la de sacar un papelito que te dice tu suerte. Hay como 5 niveles, de muy mala suerte a muy buena. A mi creo que me tocó mala suerte (lo cual no creo que es cierto ya que estaba en Japón jaja). Bueno, en estos casos lo que se hace es coger tu papelito y atarlo en unos tenderetes que hay en los templos, para que tu mala suerte se quede allí y no te siga… lo mismo es que funcionó 🙂

Después de esto volvimos en autobús hacia el hotel… donde empezamos a movernos por libre… a explorar un poco… ^__^